irrigador dental como usarloPara tener una higiene bucal óptima los especialistas recomiendan un cepillado diario y el uso de un irrigador dental para remover toda la placa bacteriana de nuestra boca, debido a que usarlo es más fácil que el hilo o seda dental y brinda mejores resultados, además tiene la ventaja de que puede combinarse con colutorios o enjuague bucal para una limpieza más eficaz.

Hemos preparado este artículo para explicarte qué es un irrigador bucal, la importancia de su uso y sus beneficios, así como la manera correcta de utilizarlo. Esperamos que te resulte útil y te ayude a obtener una sonrisa más sana y blanca.

¿Qué es un irrigador bucal?

que es un irrigador dentalEl irrigador dental o irrigador bucal es un dispositivo eléctrico que funciona gracias a una bomba que emite un chorro pulsátil de agua a presión que podemos dirigir a la zona interdental y la base de las encías para retirar restos de comida y la placa bacteriana.

Bajo ningún concepto reemplaza al cepillo de dientes (fijo o eléctrico) que es el elemento más importante en la higiene bucal, el irrigador es más bien un complemento de limpieza que ayuda a limpiar las zonas de difícil acceso donde el cepillo no puede llegar y es 50% más eficaz que el hilo o seda dental.

¿Por qué es importante utilizar un irrigador dental?

El uso del irrigador dental facilita una limpieza dental profunda y la contribuye a mejorar la salud de las encías, además varios estudios clínicos han comprobado que reduce la placa, la gingivitis y las enfermedades de las encías.

Si te interesa conocer los mejores modelos de irrigadores dentales mira este post, donde hemos preparado un análisis detallado y una comparativa de las mejores marcas de 2021.

El uso del irrigador bucal es especialmente útil para ortodoncias, implantes dentales y bolsas periodontales porque estas dentaduras tienen más lugares de difícil acceso donde el cepillo de dientes no llegará.

¿Cómo usar un irrigador bucal?

Usar un irrigador dental es un poco complicado cuando lo utilizas por primera vez, pero con práctica te acostumbrarás y lo manejarás cómodamente dentro de poco.

El proceso comienza después del cepillado y puede reducirse a los siguientes 5 sencillos pasos:

1.- Primero llena el depósito con agua tibia, también puedes agregarle un poco de colutorio.

2.- Elige la boquilla o cánula que usarás e introdúcelo en el mango y regula la presión a un nivel con el que te sientas cómodo.

3.- Introduce el cabezal en la boca en el margen entre dientes y encías. Para evitar que salpique puedes cerrar un poco los labios.

4.- Enciende el irrigador y ve moviendo dirigiendo el chorro a lo largo de las zonas interdentales. Puedes hacer pausas para escupir el exceso de agua o para cambiar la presión si lo consideras necesario.

5.- Al terminar de utilizarlo, lava y seca la boquilla y el depósito del irrigador.

Es recomendable seguir este procedimiento al menos una o dos veces al día.

Si eres de las personas más visuales, aquí te dejamos un video que enseña a utilizar un irrigador dental de la marca Waterpik, que es una de las más prestigiosas y reconocidas en higiene bucal:

¿Cuáles son los beneficios de utilizar un irrigador dental?

Para finalizar queremos enseñarte los beneficios clínicamente comprobados de incluir el uso de un irrigador bucal en tu rutina de higiene dental diaria:

  • Son mucho más fáciles de utilizar que el hilo o la seda dental y son 50 % más eficaces.
  • Elimina placa bacteriana y los restos de comida de las zonas menos accesibles.
  • Mejora la salud de las encías y reduce la inflamación y el sangrado de las encías.
  • Es más eficiente para eliminar la placa y restos de comida en ortodoncias y alrededor de los implantes.
  • Ayuda a prevenir la formación de sarro dental.
  • Brinda una sensación de limpieza profunda y de frescura.
  • El uso prolongado previene el mal aliento.

Si te interesa conocer los mejores modelos de irrigadores dentales mira este post, donde hemos preparado un análisis detallado y una comparativa de las mejores marcas de 2021.

Como habrás notado, el uso del irrigador dental tiene muchos beneficios para nuestros dientes y para la salud de la boca en general, utilizarlo te brindará una higiene bucal más profunda y profesional sin salir de casa, sin embargo recuerda visitar a tu dentista al menos una vez al año para una revisión cuidadosa y personalizada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 TopVaronil

Deja una respuesta